Imagen
imagen
 
TERAPIA FLORAL | CMB DR. TORRES | PERFIL | MEDICINA BIOLOGICA | HOMOTOXICOLOGIA | TERAPIA ORTOMOLECULAR | NUTRICION BIOLOGICA | TERAPIA NEURAL | TERAPIA CELULAR | PSICOTERAPIA | FITOTERAPIA | AURICULOTERAPIA | ELECTROACUPUNTURA DE VOLL
 
TERAPIA FLORAL
   
 
Imagen


ORIGENES
La utilización de las flores y hierbas como remedio se remonta desde la antigüedad fue practicada por los aborígenes australianos y por Paracelso, en el siglo XV, así mismo, Hipócrates, Hahnemann, Steiner, Bach siguieron este lineamiento.

La Terapia Floral, llamada originalmente "Curación con Flores de Bach" nació en Inglaterra a principios del siglo pasado gracias a las investigaciones del Doctor Edward Bach, especialista en Bacteriología, Inmunología y Homeopatía.

Bach, encontró en las esencias de flores silvestres de diferentes rincones de las Islas Británicas poderes curativos capaces de aliviar distintos desórdenes emocionales. Ya que esos desórde-nes conducen a afecciones como el asma, la impotencia sexual, la obesidad, enfermedades de la piel y la depresión, Bach descubrió que las esencias alivian indirectamente las enfermedades y que "nuestro bienestar depende del estado de armonía con nuestra alma". Con esto quiso decir que la salud es una consecuencia de una vida vivida en armonía con las leyes naturales y con lo más profundo de nuestro ser.
Imagen
Su trabajo era el reflejo de su filosofía de vida. Él sostenía que la personalidad del paciente era de suma importancia en el tratamiento y la curación del mismo.

Comentaba que cuando el hombre tenía sus emociones en desequilibrio el cuerpo se manifestaba enfermando.

Las Flores de Bach comprenden 38 esencias obtenidas en una forma muy elaborada a partir de 34 flores silvestres, 3 cultivadas y la última agua de un manantial. Luego vertía el líquido en un frasco y añadía whisky, conformando tinturas madres. Unas gotas de éstas las diluía y dinamizaba y lograba el fluido que probó en plantas, animales y en el hombre. Así definió las propiedades curativas de 38 flores y surgió lo que hoy conocemos como Sistema Floral de Bach.

Las esencias se producen en Inglaterra bajo un proceso sumamente meticuloso para ser luego distribuidas por todo el mundo. Después del debido diagnóstico, el terapeuta floral prescribe una esencia o una combinación de ellas, las cuales el usuario se aplica bajo la lengua como un aliado terapéutico en su proceso por mejorar calidad de vida.
imagen
Además de las Flores de Bach hoy existen otros sistemas florales descubiertos y elaborados por los continuadores de la obra del Dr. Bach, quienes, partiendo del mismo principio, abrieron la gama de las esencias y sus aplicaciones en todos los aspectos de la vida. Uno de esos nuevos sistemas fue desarrollado por el Dr. Andreas Korte, nacido en Alemania y quien, a mediados del siglo XX se trasladó a la masonía colombiana siguiendo la premisa de que las flores de plantas tropicales debían ofrecer efectos más poderosos que las cultivadas en Europa. Otro de los nuevos sistemas, las Esencias de California, fue desarrollado por los esposos Kaminsky en los Estados Unidos. A partir de entonces, nuevos modelos florales comenzaron a surgir en diversas partes del mundo, demostrando la veracidad de los principios descubiertos por el Dr. Bach.
El éxito de la terapia floral fue tan notorio, que en 1977 la Organización Mundial de la Salud la reconoció oficialmente como un método curativo válido y de aplicación universal y recomendó a los estados miembros el promoverla como un método de sanación de bajo costo y acorde a los principios del desarrollo sostenible. Sin embargo, la terapia floral adquirió la notoriedad mundial con que goza hoy en día, a partir de su fusión con el paradigma de la medicina holística en 1997, año en que, por primera vez en la historia moderna, más pacientes visitaron a los terapeutas alternativos que al médico convencional. De esta fusión con el modelo holístico surgió el concepto moder-no de terapia floral holística, dentro del cual las esencias ya no se utilizan para "curar" la enfermedad sino para "mejorar calidad de vida", y gracias al cuál la terapia floral dejará de ser vista como intrusa en el área de competencia de la medicina y la psicología tradicionales.
¿QUE ES LA TERAPIA FLORAL?
La Terapia Floral cura tanto las enfermedades psicoemocionales como las físicas. Cura al enfermo, no a la enfermedad, cura la causa, no el efecto.

Este es el principio de base del trabajo del Dr. Bach. Las otras medicinas se concentran en el síntoma, en la manifestación de la enfermedad y tienden a reagrupar las personas y las curas necesarias sobre la base de los síntomas de cada enfermedad, ignorando las características esenciales de cada individuo. Para la terapia floral, la enfermedad que aqueja al paciente no tiene ninguna importancia, e, en cambio, fundamental para la curación comprender cuales son los estados de animo, las emociones que caracterizan al paciente.

El Dr. Bach descubrió un nuevo y sensacional método de potencialización: ¡las flores frescas transmitían sus propiedades armonizadoras a través del agua, sin por ello resultar destruidas!

Además de descubrir los 7 grupos de estados de ánimo y la transmisión de las virtudes armonizadoras de las plantas a través del agua, el doctor Bach efectuó una comprobación revolucionaria: cada enfermedad es el resultado visible y perceptible por el cuerpo de una vibración inarmónica aparecida mucho antes en la personalidad.

Su principio se resume de la siguiente manera:
La naturaleza potencial del hombre es una armonía completa entre Dios o la fuerza creadora, el alma - de la misma naturaleza que la fuerza creadora- y la personalidad individual. Si esta armonía es destruida por el ego en el nivel de la personalidad, puede surgir la enfermedad. Para hacer desaparecer esas energías negativas que originan enfermedades, lo mejor es utilizar las vibraciones armoniosas que proporcionan algunas plantas y flores. De este modo se vuelve a recuperar la salud.
Imagen
El doctor Bach descubrió que 7 grupos de vibraciones inarmónicas estaban presentes en el origen de toda suerte de enfermedades: la ansiedad, la inseguridad, la indiferencia frente al presente, la soledad, la sensibilidad exacerbada, la falta de coraje o la desesperación y la solicitud exagerada. Cuando falleció, en 1936, Edward Bach dejó tras de sí un método de terapia completamente nuevo, que, merced a miles de experiencias positivas, adquiere cada vez mayor importancia.

Creemos que el mejor modo de curar es combinar terapia que han sido probadas, antes que elegir una sola de ellas. , y las vibraciones complementarias que aparecen en distintos niveles del cuerpo, la mente y el alma pueden, unidas, reforzar el efecto curativo.

A continuación adjuntamos la lista de las flores del doctor Bach clasificadas dentro de los 7 grupos, y la denominación en castellano.
1.- Ansiedad : Heliantemo, Mímulo, Cerasifera, Álamo temblón, Castaño rojo.

2.- Inseguridad: Ceratostigma, Scleranthus, Genciana, Aulaga, Hojarazo, Avena Silvestre.

3.- Indiferencia frente al presente: Clemátide, Madreselva, Rosa silvestre, Olivo, Castaño blanco (flores), Mostaza, Brote de castaño.

4.- Soledad: Violeta de agua, Impaciencia, Brezo.

5.- Sensibilidad exacerbada: Agrimonia, Centaura, Nogal, Acebo.

6.- Falta de coraje, desesperación: Alerce, Pino, Olmo, Castaño dulce, Estrella de Belén, Sauce, Roble, Manzano silvestre.

7.- Solicitud exagerada: Achicoria, Verbena, Vid, Haya, Agua de roca.
En este sistema de curación es la persona el objeto de las curas, no la enfermedad que lo aqueja. No existe ni nunca existirá una conexión absoluta entre una esencia floral y una enfermedad, para utilizar una hipérbole, la misma esencia puede curar todas las enfermedades de una persona, así como una misma enfermedad puede ser curada por cada una de las esencias florales, sobre la base de las características emocionales de la persona aquejada. Quienquiera que quiera probar sobre sí mismo o terceras personas esta terapia, podrá descubrir sin riesgo alguno, como sean verdaderas las intuiciones de este gran hombre.
PREPARACION DE LAS ESENCIAS
Una vez elegidas las esencias necesarias, se prepara un frasco de 30 c.c. con cuentagotas, con 5 partes de agua por 1 de coñac. Aquí se añaden dos gotas de cada una de las esencias seleccionadas, obteniendo así la composición deseada. Hay que tomar 4 gotas 4 veces al día por 3 o 4 semanas de este preparado. En los casos de sufrimiento agudos, se pueden tomar cuatro gotas a intervalos de diez, quince minutos, hasta la resolución del problema, para luego continuar con la posología estándar por el periodo indicado.

Las Esencias Florales restauran nuestra Energía Vital y establecen un puente hacia nuestro Mundo Emocional que se encuentra anidando en nuestro Interior.
Nos ayudan a Sentir y Percibir nuestros conflictos y se hace más fácil responsabilizarnos de los mismos tomando Conciencia de cómo actúan en nuestra Vida.

Conociendo cuales son las Emociones que nos perturban, sabremos QUE ESENCIA utilizar, y nos armonizaremos, estableciendo una mejor relación con el medio en el que vivimos.

ALGUNAS APLICACIONES DE LA TERAPIA FLORAL
El cuerpo está preparado para la actividad física. Moverse es algo natural. La prueba de esto lo muestran los niños que constantemente están en movimiento, de hecho sienten mucho placer al hacerlo.

Contamos con una vasta gama de elixires florales para las dolencias que a veces nos acarrea el exceso de ejercicio, ya sean físicas o emocionales. Podemos hacer una breve revisión de ellos.
Para el agotamiento extremo y el estrés producto de largas jornadas de ejercicios se pueden utilizar flores como Olive, Sábila, Diente de León, Agave, Star of Bethlehem, Muérdago, Rescue Remedy, Eneldo.
En traumatismo, lesiones de cualquier orden como por ejemplo esguinces, calambres, roturas de ligamentos, desgarros, torceduras, contusiones, utilizaremos flores como Árnica, Olive, Elm, Star of Bethlehem, Rosa de Montaña, Rescue Remedy, Sábila.
En cicatrizaciones de heridas para evitar la formación de queloides producto de una mala unión de las fibras musculares y del tejido conectivo, utilizaremos flores como Algodón de Seda, Epilobio, Consuelda Menor.
En situaciones de convalecencias donde necesitamos reponer energía, fuerza, seguridad después de un traumatismo utilizaremos flores como Consuelda Menor, Muérdago, Eringio Azul, Gorse, Hornbean, Olive, Larch.

Cuando falta flexibilidad en las articulaciones producto del entumecimiento de las zonas lesionadas recurriremos a Lila, Sábila, Rock Water, Oak, Malva, Jazmín.
En problemas de coordinación psicomotora porque actúa como integrador de los hemisferios cerebrales utilizaremos Consuelda.

Para relajar los músculos contracturados, con calambres y doloridos utilizaremos Diente de León, Consuelda, Manzanilla, Eneldo, Copa de Angeles, Zinnia, Rock Water, Impatiens.

En situaciones de inseguridad, miedo o inhibición, baja autoestima, desvalorización utilizaremos flores como Botón de Oro, Nomeolvides, Amaranto, Larch, Mimulus, Croto, Jazmín.
Para la ansiedad y el nerviosismo frente a la competición utilizaremos flores como Impatiens, Lavanda, Manzanilla y acompañaremos flores de la autoestima, si nos atormenta el diálogo interno y pensamos una y otra vez cuánto debemos rendir tomaremos White Chestnut, Nomeolvides.

Para la falta de constancia en el entrenamiento utilizaremos flores como Gentian, Agave, Eringio Azul.

En situaciones de desánimo por metas no logradas todavía trabajaremos con flores del autoestima.
Cuando tenemos que respetar nuestros tiempos y nuestras limitaciones para no caer en el fanatismo y la arrogancia utilizaremos flores como Pasionaria, Rock Water, Oak, Girasol.

El tratamiento floral oral frecuentemente se acompañan con cremas, lociones, geles y atomizadores que contienen esencias florales para reforzar la recuperación de la zona afectada.

Evitemos automedicarnos, consultemos al médico y a los especialistas calificados para lograr prontamente la salud que hemos perdido.

En conclusión, la terapia floral es eficaz en situaciones antes mencionadas para eliminar el dolor, el estrés, la angustia por lo sucedido y aprender qué es lo que debemos cambiar de nuestra personalidad para que determinadas situaciones no se repitan una y otra vez.
BENEFICIOS DE LA TERAPIA FLORAL
La terapia floral es un tratamiento holístico, es decir, integra al hombre en su totalidad como cuerpo, mente, emociones y espíritu. Ayuda al paciente, ya sea con una patología de base o sin ella, a reequilibrar sus emociones, en pos de una mejor calidad de vida.

Bach demostró de forma sencilla y eficaz una terapéutica para que nos conectemos con nosotros mismos, ver qué nos pasa, descubrir el origen de nuestros padecimientos y darnos cuenta del verdadero sentido de la vida.
Como ya se ha mencionado, las esencias florales actúan sobre el cuerpo psicoemocional del hombre y son indicadas especialmente cuando hay disturbios en:

Área afectiva: depresión, angustia, miedo, agresiones, timidez, duelos y pérdidas, impaciencia, desesperanza, culpa, vergüenza, resentimiento, vulnerabilidad, etc.

Área física: contracturas, estrés, agotamiento, nerviosismo, cefaleas, insomnio, rigidez, etc.

Área creativa: problemas de aprendizaje, dispersión, concentración, etc.

Área espiritual: baja autoestima, insatisfacción, desorientación, el sentirse abandonado por Dios y por la vida en general.
El cuerpo habla de nuestras emociones
Toda fricción o pérdida de armonía entre nuestra mente, emociones y cuerpo, como tríada perfecta, por mínima que sea, es reflejada en el cuerpo físico provocando enfermedad. Por lo tanto podemos decir que el cuerpo físico es una especie de “espejo” de lo que está ocurriendo en otras áreas del hombre.
Existe una innumerable bibliografía que habla sobre estadísticas e investigaciones clínicas sobre cómo cada emoción en desequilibrio tiene un órgano donde hace blanco manifestándose con dolor, molestias y enfermedad.

La terapia floral es una excelente herramienta de acompañamiento en el tratamiento médico convencional. En ningún momento se utiliza como única terapia si el paciente padece alguna patología de base.
Como no tiene principios moleculares activos, es compatible con cualquier tratamiento que el paciente lleve a cabo ya sea alopático u homeopático. No inhibe ninguna medicación. No son tóxicas ni producen acostumbramiento.
Por este motivo pueden tomarlas los bebés, niños, embarazadas, adultos y abuelos.
En conclusión el tratamiento contempla y considera el tipo de actitud que el paciente tiene sobre su problemática ayudando a mitigar el dolor que ésta le causa. Deshecha los factores negativos para no contrarrestar la evolución favorable y encontrar una oportunidad de expresar sus sentimientos con respecto a lo que está vivenciando. En fin...
....mantener una lucha constante en pos de mejorar su diario transitar en este camino...
 
Para más información:
Dr. Julio Torres H.
Medico-Cirujano
imagen
jtorres_hdz47@hotmail.com